Ir al contenido principal

¿Empresa complicada o empresa compleja?

Hoy te invito a explorar un tema interesante y es el concepto que tienes sobre la empresa. Quizá lo ves como algo complicado o quizá como algo complejo. Y esta manera de mirar a la organización la trasladas inconscientemente a la mirada que tienes sobre el cambio o la transformación.


pasta fresca con tomate cherry sobre ella
Photo by Jakub Kapusnak on Unsplash

Los sistemas complicados, por ejemplo un avión de pasajeros, obedecen a una lógica lineal. Si quitas una pieza de un avión, los ingenieros te podrán decir exactamente si el avión puede volar o no sin la pieza que le falta.

Los sistemas complejos no obedecen a una lógica lineal. Por ejemplo, un plato de espaguetis sería un sistema complejo. Si hacemos una bola con ellos y queremos desenredarla, podemos empezar a tirar de uno de los espagueti, aquel que a priori parece que nos llevará al éxito (desenredar), pero la realidad será que en un momento determinado se atascará y por ese camino no podremos seguir.

Con lo cual, para ti la empresa ¿es un sistema complicado o un sistema complejo?

La tendencia del pasado, de lo aprendido, es a trabajar el cambio en las empresas como si éstas fueran un sistema complicado. Por tanto, para llevar a cabo una transformación, debemos planificar de manera cuidadosa cada paso, y una vez que se haya planeado, lo ejecutaremos según nuestro plan y esto nos llevará al éxito de la transformación. 

Pero la realidad no es así, y tú lo sabes. La realidad es que aunque planees con esfuerzo y con cuidado una transformación, esta no sucede tal cual la habías soñado. Y ¿por qué? Pues porque has dado por sentado que la empresa es un sistema complicado, en el que cambias una pieza y sabes perfectamente (como en el avión) cómo va a funcionar, cuando la realidad te muestra que la empresa es un sistema complejo.

Y entonces, ¿cómo puedes hacer para introducir nuevos cambios en la empresa y que funcionen? Pues imagina que estás frente al plato de espaguetis y piensa cuidadosamente cuál va a ser tu primer paso, por dónde vas a empezar a tirar para desenredar. Y ten la certeza de que vas a tener que parar en el momento en que no consigas tirar más, es decir, vas a tener que corregir, tomar otro espagueti y volver a tirar.

Esta es la manera en que puedes afrontar las transformaciones en tu empresa. Piensa cuidadosamente en un primer paso, y también en un segundo paso, pero ninguno más, y actúa, ponlo en marcha y escucha qué ocurre. Las personas de tu empresa empezarán a decirte lo que les sucede, que están viviendo un desequilibrio, que todo es confuso, quizá que no saben ahora hacia donde ir, y que todo esto les molesta y les duele. 

Esta escucha es dura, y es difícil de mantener y sostener. Y probablemente tu entorno quiera volver al pasado, a lo cómodo, a ese lugar equilibrado, luminoso y sin dolor. Pero tú sabes que ese lugar ya no existe, no es posible retroceder, así que sólo puedes avanzar y corregir. Entonces vuelves a mirar a tu empresa y cuidadosamente decides dar otro paso y lo pones en marcha, y vuelves a escuchar. Esta es la manera.

Y esta es la manera en la que yo trabajo con las empresas. No tengo una varita mágica, ni la guía perfecta para el cambio perfecto. Tan solo trabajo y escucha. 

Si estás decidido a cambiar pero no sabes cómo hacerlo o por dónde empezar, puedes comenzar por reflexionar sobre cómo miras a tu empresa, o cómo te miras a ti mismo...sistema complicado o sistema complejo. Y en breve te presentaré un programa en el que te acompañaré en este tortuoso camino del cambio y la transformación.

Este post está basado en las reflexiones que me ha provocado un interesante vídeo de Frederic Laloux (autor de "Reinventing Organizations") sobre el cambio, que puedes ver aquí. (Los ejemplos de sistema complicado y complejo están tomados de ahí).


Puedes contarme tu reflexión, dejando un comentario más abajo.

Puedes compartir este contenido en redes sociales, y puedes enviárselo a otras personas a las que creas que puede servir.

Puedes escribirme a aurora@utilitas.org y podremos trabajar juntos; te acompañaré en tu desarrollo personal y organizacional.

Suscríbete aquí ahora a nuestro blog y no te pierdas esta "travesía por el Coaching de la mano de utilitas", donde tendrás acceso a las herramientas útiles que proponemos cada semana para acompañar tu desarrollo personal y organizacional.

Puedes encontrarnos en vitoria-gasteiz  araba-álava  euskadi-país vasco
                                          donostia-san sebastián  gipuzkoa-guipúzcoa  euskadi-país vasco  




Comentarios

Entradas populares de este blog

Las 5 maneras de afrontar un conflicto

¿Quieres saber cómo afrontas un conflicto? Hoy quiero contarte cuales son las 5 maneras que tenemos para afrontar los conflictos con los que nos topamos en nuestro día a día. El conflicto es habitualmente algo que vas a querer gestionar o resolver, seguramente porque no te gusta estar enfrentado a otra persona; a mí me pasa, y supongo que a casi todas las personas les ocurre igual. Photo by Joel Filipe on Unsplash ¿Y cómo lo vas a hacer? Es una buena pregunta, y técnicas para resolver conflictos hay unas cuantas. Pero antes de eso, ¿te has preguntado cuál es la manera que tienes de actuar cuando el conflicto salta delante de ti? Es importante que lo sepas, pues así tendrás información útil para saber cómo te mueves en ese mar. Y conociendo esto, podrás intuir cuál es la forma favorita de tu “adversario”, y podrás adelantarte a sus pasos, o hacer propuestas de solución que confías en que pueden funcionar. Lo que propongo es que utilices el Instrumento Thomas-Kilmann. Es un

Coaching Circle para tí

Estamos ante un momento bisagra en nuestra sociedad, muchas cosas han cambiado y el resto están en proceso de transformación. Hay personas que les cuesta especialmente ver opciones ante el reto que les toca afrontar hoy. Desde la red de colaboradoras de utilitas queremos aportar nuestro granito de arena a la sociedad, estamos ofreciendo sesiones de Coaching Circle para personas que realmente quieran abrir su mente, quieran valorar un nuevo feedback y elegir un primer paso en la dirección que les acerque a su mejor versión futura. Hoy hemos realizado la primera sesión, una clienta nos ha ofrecido su caso, un caso seguramente muy habitual hoy en día por desgracia... niños/jóvenes que no sienten motivación para estudiar, que no encuentran un para qué en su día a día y se muestran desafiantes... padres/madres que sufren una gran frustración e impotencia ante esta situación que se agrava por la pandemia y se sienten sólos ante la rigidez del sistema: educativo, familiar, social... En un

Tiempo de Respuesta

¡¡En Euskadi empezamos a doblegar la curva!! Durante esta pandemia estamos aprendiendo a ver las gráficas con paciencia , dado que los confinamientos que vamos realizando tardan tiempo en mostrar sus resultados. En cualquier propuesta de cambio , sea individual o empresarial, hay que preveer que las reacciones no serán inmediatas... un hábito necesita tiempo para instaurarse y aún más tiempo en generar los resultados que se buscan. A veces desistimos al perder la paciencia y no damos tiempo al sistema a mostrar resultados diferentes a los habituales. ¿Cuanto plazo de tiempo te das para valorar si los cambios que vas a implantar tendrán el resultado esperado? ¿Cómo es para tí sostener la espera? ¿En qué medida pones tu autoestima en juego en función del resultado del cambio realizado? Toda aportacion será bienvenida. Muchas gracias por tu atención.