Ir al contenido principal

¿Quieres saber qué ámbito puedes mejorar en tu organización?

En el post de hoy voy a mostrarte una herramienta muy interesante que te va a ayudar a conocer qué ámbitos puedes mejorar en tu organización.

Seguramente andas en tu empresa apagando fuegos, sabiendo que algunas cosas no funcionan, que el rendimiento no es el que te gustaría. Y probablemente cuando alguien te pregunta qué mejorarías, empiezas a nombrar tantas cosas que no sabes por cual empezar. Sientes que todo lo que ocurre es tan grande e inabarcable que no puedes solucionarlo.

Photo by Anthony Menecola on Unsplash

Y esto que te cuento es así para la mayoría de nosotros. La realidad es algo inabarcable y difícilmente solucionable. En el trabajo de coaching y consultoría que realizamos en utilitas, tratamos de compartimentar esta realidad y trabajamos con una parte de ella, una parte que sabemos que no es el todo, pero una parte que podemos tratar de entender y manejar. Y esa parte, habitualmente es una réplica de la realidad completa, y sabemos que cuando trabajamos con ella, en esencia trabajamos con el todo.

Si yo trabajo con el equipo de dirección de tu empresa, buscando cambios en el mismo, y los ponemos en marcha, lo que ocurrirá es que esos cambios trascenderán ese equipo y empezarán a contagiarse por toda la organización, no necesariamente en la misma manera, pero sí generarán experiencias diferentes que darán lugar a comportamientos distintos a los habituales. Es decir, el cambio empezará a vislumbrarse.

En el ámbito personal ocurre lo mismo. Si tú por ejemplo siempre tomas el mismo camino para volver del trabajo, las cosas que veas a lo largo de ese tránsito van a ser prácticamente las mismas cada día. Si un día decides cambiar tu recorrido, la experiencia va a ser diferente a la del resto de días. Puede entonces que llegues a casa inspirado por algo que has visto u oído, y eso te lleve a tomar una acción que no sueles realizar, como por ejemplo ir al cine con tu pareja un día entre semana. En ese mismo instante, y con ese pequeño cambio, estás transformando tu día, tu experiencia, y por contagio la de tu pareja.

Es decir, actuamos en una pequeña parte de la realidad, y confiamos en que esa pequeña experiencia se contagie y se transforme en un gran cambio.

Pero, ¿cómo puedes elegir dónde actuar? Con todos los focos que tienes abiertos en tu empresa, ¿cómo puedes saber por donde empezar?

Pues bien, la herramienta que hoy te presento va a ayudarte a decidir donde puedes comenzar a transformar tu experiencia y la de tu organización. Esta herramienta se llama autoevaluación sistémica, y nace del libro "Invisible Dynamics" de Klaus P. Horn y‎ Regine Brick.

La herramienta de autoevaluación sistémica es un test que posee distintas preguntas agrupadas en cinco ámbitos diferentes. El resultado del test te va a indicar en qué espacio de esos cinco existen más desviaciones o desórdenes que generan malestar relacional, ineficacia en los procesos, conflictos, etc...

Te invito a realizar el este haciendo click en el siguiente enlace:


y al finalizar el propio test podrás consultar el significado de los porcentajes que has obtenido al realizarlo. ¿Te animas a testar qué cambios son más importantes en tu organización?


Puedes contarme cómo ha sido realizar este test dejando un comentario más abajo.

Puedes compartir este contenido en redes sociales, y puedes enviárselo a otras personas a las que creas que puede servir.

Puedes escribirme a aurora@utilitas.org y podremos trabajar juntos; te acompañaré en tu desarrollo personal y organizacional.

Suscríbete aquí ahora a nuestro blog y no te pierdas las herramientas útiles que proponemos cada semana para acompañar tu desarrollo personal y organizacional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las 5 maneras de afrontar un conflicto

¿Quieres saber cómo afrontas un conflicto? Hoy quiero contarte cuales son las 5 maneras que tenemos para afrontar los conflictos con los que nos topamos en nuestro día a día. El conflicto es habitualmente algo que vas a querer gestionar o resolver, seguramente porque no te gusta estar enfrentado a otra persona; a mí me pasa, y supongo que a casi todas las personas les ocurre igual. Photo by Joel Filipe on Unsplash ¿Y cómo lo vas a hacer? Es una buena pregunta, y técnicas para resolver conflictos hay unas cuantas. Pero antes de eso, ¿te has preguntado cuál es la manera que tienes de actuar cuando el conflicto salta delante de ti? Es importante que lo sepas, pues así tendrás información útil para saber cómo te mueves en ese mar. Y conociendo esto, podrás intuir cuál es la forma favorita de tu “adversario”, y podrás adelantarte a sus pasos, o hacer propuestas de solución que confías en que pueden funcionar. Lo que propongo es que utilices el Instrumento Thomas-Kilmann. Es un

Coaching Circle para tí

Estamos ante un momento bisagra en nuestra sociedad, muchas cosas han cambiado y el resto están en proceso de transformación. Hay personas que les cuesta especialmente ver opciones ante el reto que les toca afrontar hoy. Desde la red de colaboradoras de utilitas queremos aportar nuestro granito de arena a la sociedad, estamos ofreciendo sesiones de Coaching Circle para personas que realmente quieran abrir su mente, quieran valorar un nuevo feedback y elegir un primer paso en la dirección que les acerque a su mejor versión futura. Hoy hemos realizado la primera sesión, una clienta nos ha ofrecido su caso, un caso seguramente muy habitual hoy en día por desgracia... niños/jóvenes que no sienten motivación para estudiar, que no encuentran un para qué en su día a día y se muestran desafiantes... padres/madres que sufren una gran frustración e impotencia ante esta situación que se agrava por la pandemia y se sienten sólos ante la rigidez del sistema: educativo, familiar, social... En un

Tiempo de Respuesta

¡¡En Euskadi empezamos a doblegar la curva!! Durante esta pandemia estamos aprendiendo a ver las gráficas con paciencia , dado que los confinamientos que vamos realizando tardan tiempo en mostrar sus resultados. En cualquier propuesta de cambio , sea individual o empresarial, hay que preveer que las reacciones no serán inmediatas... un hábito necesita tiempo para instaurarse y aún más tiempo en generar los resultados que se buscan. A veces desistimos al perder la paciencia y no damos tiempo al sistema a mostrar resultados diferentes a los habituales. ¿Cuanto plazo de tiempo te das para valorar si los cambios que vas a implantar tendrán el resultado esperado? ¿Cómo es para tí sostener la espera? ¿En qué medida pones tu autoestima en juego en función del resultado del cambio realizado? Toda aportacion será bienvenida. Muchas gracias por tu atención.