¿Te sientes equilibrado entre lo que das y lo que recibes?

¿Cuánto te miras el ombligo? ¿Cuánto miras el ombligo de los demás? ¿Y cuánto te lo miras con respecto a los ombligos que te rodean?


Hace unos años que conocí el proyecto ULab que lanzó el MIT, y propone un recorrido del EGO(centrismo) al ECO(centrismo), es decir, un camino desde lo individual a lo colectivo, sin perder de vista que somos seres individuales, pero poniendo atención en que todos formamos parte de lo mismo.


Después de aprender algunas cosas sobre la Teoría U, me he dado cuenta de que este recorrido del ego al eco es algo que ocurre constantemente y en muchos ámbitos de la vida, y sirve para explicar cómo hacemos las cosas en nuestra empresa, en nuestra familia, en nuestros círculos sociales…, y lo  más interesante, cómo podríamos hacerlas para estar en equilibrio con nosotros y con lo que nos rodea.


Photo by Ignacio Campo on Unsplash


Hace un mes, Ibon, la otra mitad de utilitas.org, propuso en una sesión una reflexión  muy interesante sobre la empresa, que combina el ir del ego al eco con el equilibrio entre el dar y el tomar en las empresas, y que sirve también para otros sistemas, como la familia, los grupos de amigos, y otros entornos sociales.


Condensando la esencia de esta reflexión, esta visión explica cómo en ocasiones cuando la empresa está ganando tú también lo haces. Esta es la situación ideal, donde tú aportas trabajo, tiempo y energía,  y la empresa te devuelve dinero, formación, y quizá otras prestaciones. Y además, la empresa obtiene beneficios económicos, crece, obtiene nuevos clientes, se abre a nuevos mercados, etc.


Otras veces, la empresa gana y tú no, con lo cual tu sentimiento es de sacrificio por la empresa. Lo que tú aportas es demasiado valioso, y no se compensa con la nómina que recibes u otras prestaciones que obtienes al trabajar ahí. En este punto la sensación de sacrificio puede hacer que te victimices y que olvides que, quizá en este momento y para esta situación lo productivo es mirar cómo puede haber otro compañero que también se está sacrificando por la empresa.


Otra posibilidad es que tú estés ganando y la empresa no lo haga. Quizá tú no seas consciente de ello pero puede ocurrir que tus compañeros sí vean este desequilibrio y sientan que tú estás abusando. Asimismo, es probable que tú seas consciente de cómo otros compañeros abusan aunque ellos no puedan verlo. Es habitual señalar al otro por cómo abusa de la empresa, y en cambio es mucho más productivo que te preguntes en qué abusas tú.


Por último, hay una situación que no es deseable y que además no se puede mantener mucho en el tiempo, y es cuando tú no ganas y la empresa tampoco lo hace.


Y lo interesante y complejo de toda esta explicación es que entre la situación en que todos ganan y la de que todos pierden, existe un abanico de infinitos puntos donde todas estas ganancias o pérdidas toman valores diferentes para cada momento que estés viviendo, para cada tema sobre el que estás reflexionando, para cada circunstancia, para cada persona que esté influyendo en ti.


Y esta visión sobre la ganancia y la pérdida que experimentamos, la puedes trasladar a tu ámbito familiar. ¿Cuánta energía das a tu familia? ¿Cuánta te dan ellos? ¿Sientes que te sacrificas o que abusas? ¿Y los demás, qué hacen?


Llegados a este punto, puedes preguntarte, cómo respetar tu individualidad, tu equilibrio entre lo que das y lo que recibes, y a la vez ser consciente de que no estás solo en el mundo (empresa, familia), que dependes del entorno, y que cuando trabajas para el entorno, cuando miras otros ombligos valorando también el tuyo, puedes conseguir estar en la situación en la que todos ganais. Puedes llegar desde el ego hasta el  eco.



Puedes contarme cómo vives el dar y el recibir en tu empresa y en tu vida dejando un comentario ahora.


Puedes escribirme a aurora@utilitas.org, y podremos trabajar juntos; te acompañaré en tu desarrollo personal y organizacional.


Suscríbete aquí ahora a nuestro blog y no te pierdas nuestras utilidades semanales. Acompañaremos tu desarrollo personal y organizacional.


Entradas populares de este blog

Regala(te) coaching

Septiembre

5 pasos necesarios para crear un feedback excelente